Piensa global, actua local. El factor local en la educación en línea

La idea original de este artículo era hablar de la importancia de la ubicación de una institución educativa, ya que como sabemos, más del 80% de los estudiantes universitarios en México están matriculados en programas de tipo presencial.

Sin embargo, dada la situación de transición digital forzada en la que se encuentra el sistema educativo en México y el mundo, me parece más oportuno hablar de la relación entre la ubicación de una escuela y sus programas en línea.

Vayamos al grano, actualmente si trabajas en un proyecto relacionado a la educación o la capacitación seguramente estás ponderando los pros y los contras de la educación en línea. Para las instituciones que por décadas han crecido en un modelo escolarizado la apertura a los programas en línea a menudo significa tener que adaptarse bajo presión a situaciones nuevas tales como la falta de materiales de aprendizaje, insuficiencia de competencias digitales en los docentes, situaciones de estrés en los alumnos o sencillamente la falta de sistemas de cobranza que funcionen adecuadamente por nombrar solo algunos.

Y en el caso de las instituciones que cuentan ya con experiencia en esta modalidad la educación en línea suele presentarse como un campo extenso, dinámico y sujeto a cambios drásticos que obligan a ajustes rápidos y procesos flexibles para sobrevivir.

En este contexto he notado un sesgo que a menudo se presenta en el análisis de viabilidad de programas en línea y que es ocasionado por la falta de atención el factor local.

La pregunta central sería, si lanzo un programa 100% en línea ¿cuantos alumnos tendré en mi zona de influencia (digamos un radio de 15km) y cuantos fuera de esta zona incluyendo por supuesto otros países.

Esta pregunta es importante en términos de desarrollo curricular, planeación y presupuesto en márketing y la respuesta es, la gran mayoría de los alumnos en línea se encuentra a no máss de 15km de distancia del plantel o dirección registrada de la escuela.

Muestra de esto es la Universidad Abierta y a Distancia de México (Unadem) que para el año 2019 de sus 77.943 alumnos registrados el 53% radican en la ZMVM. En el caso del Instituto de Educación Digital del Estado de Puebla (IEDEP) que contó para el mismo ciclo con 10,365 alumnos inscritos en la modalidad abierta, el 84% de su matricula declaró radicar en el Estado de Puebla.

Esto llama la atención sobre todo en los casos en que las instituciones educativas diseñan sus campañas digitales específicamente para tener un rendimiento global y no solo local o regional, incluso aquellas instituciones que ni siquiera cuentan con clases presenciales en una ubicación física, a menudo ven que la gran mayoría de su matrícula se encuentra en la entidad dónde se han inscrito. Lo interesante que quiero resaltar aqui es que ofrecer un programa en línea, por bueno o innovador que sea, no significa un éxito automático fuera de su área de influencia,

Lo que como consultoría hemos podido observar a este respecto es que al menos en los primeros años, el grueso de la matrícula de los programas en línea se ubicará en la misma entidad en dónde se encuentra la universidad.  Para dar cuenta de esto presentamos algunos puntos de análisis.

Awareness vs confianza. Sin duda, el marketing digital es un medio que permite un alcance masivo y sin fronteras sin embargo, en el sector educativo la decisión de invertir tiempo y dinero en programas en línea se verá siempre favorecida por recomendaciones o sugerencias de gente cercana y digna de confianza.  

Tangibilidad y experiencia. Desde la perspectiva de los estudiantes, es más fácil decidirse por un programa 100% en línea si conoce las instalaciones, ya sea porque ha estudiado ahí o sencillamente porque las ha visto desde fuera.

Identidad regional. Sobre todo en ciudades grandes como Monterrey o Guadalajara donde la identidad regional de sus habitantes, en este ejemplo regia o tapatía, se transfiere también a Universidades que ofrecen programas en línea dando preferencia a Instituciones locales.

Sesgos en los algoritmos. Criterios de optimización de las campañas digitales que pueden dar una mayor peso a la ponderación a segmentos demográficos más cercanos al lugar de origen.

Así es que si para este 2021 consideras lanzar o hacer crecer tu programa en línea no desestimes la frase de “Piensa global, actúa local” para repensar o afinar tu estrategia.

Si tienes comentarios de cómo afecta o no afecta la ubicación de una institución en sus programas en línea nos gustaría conocerlos. Escribenos a contacto@discierne.com o búscanos a redes sociales dónde con gusto te responderemos.